Conoce más sobre el Maíz…

Como bien sabemos el maíz es el cultivo más representativo de México por su importancia económica, social y cultural, y es que quien no goza de unas ricas tortillas, o cualquier plato típico preparado con este delicioso grano.

El consumo promedio al año es de 196.4 kg de maíz blanco, especialmente en tortillas, representa 20.9% del gasto total en Alimentos, Bebidas y Tabaco realizado por las familias mexicanas.

La producción de maíz grano se divide en blanco y amarillo. El maíz blanco representa 86.94% de la producción y se destina principalmente al consumo humano. Esa producción satisface la totalidad del consumo nacional.

El maíz amarillo se destina a la industria o a la fabricación de alimentos balanceados para la producción pecuaria. Esa producción satisface sólo 24% de los requerimientos nacionales.

Para su siembra puede ser tanto en suelos preparados como suelos con una labranza mínima,

La semilla permite que se siembre tanto en suelos bien preparados como en suelos con mínima labranza.

La siembra se puede realizar de forma manual depositando la semilla en los surcos o con maquinaria a una profundidad de 5 cm con una separación entre hileras de 60 a 80 cm y una separación entre plantas de 25 a 50 cm.

Plagas que pueden amenazar tu cultivo:

 

INSECTOS

Trips (Frankliniella williamsi) La biología de este insecto consiste de cinco estadios: adulto, huevo, larvas, prepupa y pupa. Los huevos son depositados en el tejido tierno de la planta y la eclosión se presenta en 2 a 14 días dependiendo de la temperatura. Las larvas de primer estadio empiezan a alimentarse pronto después de eclosionar. Los trips causan su daño más severo en plántulas jóvenes y durante la formación de la mazorca permitiendo la entrada de patógenos como Fusariumspp.

Gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) Los huevecillos están cubiertos con escamas. Las larvas al eclosionar tienen hábitos gregarios, canibalísticos y se establecen en el cogollo de la planta. Se presentan seis instares larvarios. Su ciclo es de 30 días en primavera y se alarga en invierno hasta 90 días. Pupa en el suelo a una profundidad de 2 a 8 cm. La duración de la vida del adulto es de 10 días. 

Gusano cogollero (Spodoptera exigua) La etapa larval pasa por cinco instares de desarrollo. La larva del cuarto instar come el 80 % del follaje total que consumirá en todo su ciclo. La incidencia de estos insectos es muy irregular ya que aparecen de manera esporádica cada 2 – 3 años. Los adultos son de hábitos nocturnos, su primera generación se presenta en mayo y la hembra pone hasta 2,000 huevecillos durante su vida. Las larvas defolian principalmente maíz y sorgo.

Gusano trozador (Agrotis sp.) La etapa larval pasa por cinco instares de desarrollo. La larva del cuarto instar come el 80 % del follaje total que consumirá en todo su ciclo. La incidencia de estos insectos es muy irregular ya que aparecen de manera esporádica cada 2 – 3 años. Los adultos son de hábitos nocturnos, su primera generación se presenta en mayo y la hembra pone hasta 2,000 huevecillos durante su vida. Las larvas defolian principalmente maíz y sorgo.

Gusano elotero (Helicoverpa zea) El adulto es una palomilla de color amarillo pajizo con una mancha oscura casi circular cerca del centro de las alas anteriores. Las palomillas ponen sus huevecillos en las hojas tiernas del elote. Cada hembra pone hasta 3,000 huevecillos. Las larvas presentan seis instares. Presentan en el dorso una franja oscura con microespinas, dividida por una línea clara. La larva en su última fase de desarrollo cae al suelo para pupar a una profundidad de 3 a 20 cm.

Barrenador del tallo (Diatraea sp.) La larva en sus dos primeros instares se alimenta del follaje y en el tercero si la planta es chica penetra el cogollo y causa su muerte. En etapas avanzadas del cultivo penetra al tallo, por lo que la planta reduce su crecimiento. Además transmite enfermedades debido a esta situación de daño. Las larvas de los últimos instares se transforman en pupa dentro del tallo de la planta penetrando de dos a tres internudos lo cual provoca la muerte de la planta.

Frailecillo (Macrodactylus mexicanus) Presentan una generación al año. Los adultos se alimentan de estructuras reproductivas de maíz, alfalfa, frijol y manzano; viven de 3 a 6 semanas. Emergen del suelo en forma de adulto después de las primeras lluvias. Las hembras depositan sus huevecillos en el suelo. Las larvas se alimentan de la raíz de las plantas silvestres y cultivadas; el adulto provoca el daño al follaje cuando actúa como defoliador y destruye los cabellos del elote. Los adultos son escarabajos de cuerpo largo y de color gris con amarillo. Posee patas largas, delgadas, color rojizo y con espinas. Las larvas son más pequeñas y delgadas en relación con las de gallina ciega. Su identificación se efectúa por el raster (parte anal del insecto).

Picudos (Geraeus senilis, Nicentrites testaceipes) Los adultos raspan las hojas, pero sin llegar a romperlas, por lo que en las hojas se observan lesiones blancas que llegan a fusionarse cuando existen altas infestaciones. Las larvas se alimentan de las raíces del maíz, con ello el acamar plantas. El adulto de G. senilis su cuerpo es blanco con cuatro puntos oscuros a diferencia del N. testaceipes, este presenta patas de color rojizo. Los adultos se presentan desde julio a octubre, con poblaciones más altas en agosto. Se considera una plaga de importancia secundaria. Su incidencia de daño es mayor en la zona de temporal.

Ácaros (Olygonychus mexicanus y Tetranichus sp.) Esta plaga presenta siete generaciones. Cada hembra produce hasta 19 huevos por día. Los huevos son atados a las hojas o a una seda tejida por los ácaros adultos y eclosionan en 2 a 4 días. Presenta dos estadios ninfales. Una generación necesita de 1 a 4 semanas. Poblaciones dañinas económicamente importantes aparecen durante Junio, Julio y Agosto; particularmente si el clima es caliente, ventoso y seco. Los efectos sobre el rendimiento son más severos cuando los ácaros dañan las hojas en o arriba del nivel de la mazorca. Las infestaciones severas se parecen al estrés por sequía ya que el daño progresa de la base de la planta hacia arriba.

Chapulines (Sphenarium sp, Melanoplus sp) Estos insectos devoran las hojas y partes tiernas de la planta. El ataque lo inician en los bordes de las parcelas, ya que las hembras depositan su paquete de huevecillos en las grietas de los terrenos sin laboreo. Presentan cinco estados ninfales. Cuando se tiene el tercer estado ninfal en campo, significa que ha emergido la población total de este ciclo del cultivo y en donde se comienza a realizar las acciones de control. Después del quinto estado ninfal comienza la fase gregaria del insecto y donde consume la mayor cantidad de alimento.

Gallina ciega (Phyllophaga sp, Cyclocephala sp., Diplotaxis sp., Macrodactylus sp., y Anomala sp.) Las larvas son de color blanco cremoso, la cabeza es de color café, las patas son muy peludas y desarrolladas. Los adultos son de color pardo rojizo y otras tonalidades, emergen del suelo tres días después de que se establece el temporal y a los 25 días aparece la larva, durando hasta 6 meses en esta fase de desarrollo, para después pupar y formar una galería en el suelo como adulto. Presentan especies anuales y bianuales. Las primeras son las que afectan más al cultivo de maíz. Se desarrollan básicamente en suelos arenosos.

Gusano alfiletero (Diabrotica virgifera zeae) El adulto es una catarina de color verde opaco con amarillo, aparece a los 50 días de haber comenzado el ciclo biológico del insecto. Las larvas son de color blanco cremoso con la cabeza de color café oscuro. El primer estado larval aparece a los 25 días después del riego de nacencia o del establecimiento del temporal. El daño principal lo realiza la larva al alimentarse de la raíz. Aparece como problema en suelos arcillosos. Las plantas dañadas presentan síntomas de falta de agua aún cuando exista buena humedad en el suelo, además el daño disminuye la capacidad del anclaje y soporte de la planta, lo que ocasiona el “cuello de ganso” y la caída de la planta.

Gusano de alambre (Agriotes sp.) (Colaspis sp.) La hembra oviposita en el suelo hasta 85 huevos. Los huevos son colocados en grupos de 5 a 45. Estos eclosionan a los 5 a 7 días. La fase larval continúa en el suelo durante 30 a 90 días. En este estado se alimenta de raíces de gramíneas. La larva alcanza hasta 1 cm de tamaño, es de color blanco. Puede encontrarse generalmente entre 5 y 8 cm en el suelo. La pupa es típica de los coleópteros de color crema y con los apéndices evidentes. Se ha observado que el ciclo desde huevo a adulto puede alargarse hasta cuatro meses. Al emerger el adulto es muy activo, vuela hacia el follaje, en donde hace mordeduras no llega a afectar al cultivo bajo este estado, su principal daño lo realiza en forma de larva sobre todo cuando la planta es pequeña, Se presenta en suelos con diferentes texturas (arena, arcilla y limo).

 

ENFERMEDADES

 

Carbón de la espiga (Sphacelothecea reiliana)

El patógeno se presenta en la etapa de floración de la espiga y formación de mazorca. En infecciones tempranas se reduce el desarrollo de la planta y las espiguillas no se forman, observándose en su lugar una masa negra de esporas. En otros casos se manifiesta una excesiva proliferación en las brácteas de las espiguillas, no detectándose carbón, pero las espiguillas son estériles. Las mazorcas afectadas se sienten suaves al tacto y al cortarlas se observa una masa pulverulenta de color café oscuro que está cubierta por un tejido blanco. El efecto colateral de la infección es el achaparramiento de la planta. Los residuos de cosecha enfermos pueden ser una importante fuente de inóculo, además de que las esporas pueden mantener su viabilidad en el suelo hasta por 10 años. La enfermedad no puede diseminarse de planta a planta en el mismo ciclo de cultivo, dado que el inóculo (esporas) se forman hasta el final del cultivo cuando ya no hay plántulas susceptibles..

Pudrición de raíz (Pythium aphanidermatum, Diplodia maydis, Fusarium spp)

La infección ocurre desde la fase de semilla, durante la germinación y el desarrollo del cultivo. La pudrición postemergente se caracteriza por contener el inóculo en la raíz de la plántula, presentando un color amarillento, falta de vigor y estrangulamiento a nivel de la base del tallo, ocasionando la muerte prematura de la misma. Las condiciones que favorecen la presencia de estos hongos son suelos pobremente drenados, con excesiva compactación y una temperatura base de 10-13 °C.

Pudrición del tallo (Macrophomina phaseolina, Fusarium spp, Diplodia maydis, Pythium aphanidermatum)

Después de la polinización y al aproximarse la madurez de las plantas, el micelio del hongo se activa e invade sus nudos bajos. Condiciones secas al inicio de la estación y temperaturas de 28-30°C, seguidas de tiempo húmedo, 2-3 semanas después del llenado de grano, favorece la pudrición. Alto contenido de nitrógeno y bajo de potasio además de una densidad excesiva de plantas son favorables al hongo. Al mismo tiempo el daño por insectos puede facilitar su penetración. Son una continuación de las pudriciones de raíz e intermedias para la pudrición de mazorcas. Con el uso cada vez más extenso de siembra de semillas híbridas en nuestro país se ha incrementado este problema.

Roya del maíz (Puccinia sorghi, P. polyspora, Physopella zeae)

Las variedades de maíz dulce son muy susceptibles al patógeno. Su área de distribución se limita a zonas calientes y húmedas, suelen ser problema si se presentan en estadios jóvenes de la planta y carecen de importancia en los avanzados. Estos hongos se presentan

cuando la mazorca está formada, por lo que no son de importancia económica. Las temperaturas de 16 a 23 °C y humedades al 100 % favorecen el desarrollo de P. sorghi.

¿Tienes alguno de estos problemas en tu cultivo?

Nosotros tenemos una solución para ti.